Los derechos fundamentales de todo ser humano (La sanidad, la educación, la justicia, el derecho a una vivienda digna, a sacar adelante a una familia, a aspirar a una justicia real, accesible y gratuita...), nunca deberían ser objeto de negocio, especulación o privatización. Si un gobierno gestiona mal, cámbiese el gobierno. Pero que no se utilice la rentabilidad como argumento para el saqueo de los bienes públicos. Los derechos no tienen precio, ni son negociables.


viernes, 17 de noviembre de 2017

Jaroussky, Artaserse y Handel en Valencia

Para un Jarousskopata hendeladicto nada superior musicalmente a ver a Philippe Jarousski en directo acompañado del extraordinario Ensemble Artaserse. Como ya he recibido varias peticiones, os voy a contar la velada:


Mucha gente en El Palau de la Música de Valencia. Ya por la Avenida de Aragon se notaba quien venía al acontecimiento. Y es que lo era. Cualquier melómano lo había sabido valorar, y se hubiera peleado por las entradas. Lamentabemente, luego se vio algun hueco en el aforo, pero puede ser por los accidentes de estos eventos. De echo, casi nos quedamos sin ellas pero afortunadamente conseguimos un buen sitio, si no el mejor.


Mucha gente en el vestíbulo. A nuestro parecer, la persona que hace de acomodadora en nuestra parte desentona con el entorno, tanto en delicadeza como en expresión: No se puede atender al público en un evento de estos como si tuvieras un mal día y estuvieras deseando que todos nos largáramos. Además, es el primer acomodador/a que vemos que entra a las filas por delante de los ocupantes, con lo cual se origina el consiguiente lío. Detalle de profesionalidad. Este es el único detalle no ideal de la tarde.

Empieza el concierto. Jaroussky sale como uno más del Ensemble Artaserse. Otro más, como Cecilia Bartoli, que a su inmensa calidad artística unen una gran sencillez y humanidad.

Empieza la maravilla con la Obertura de Radamisto, pieza que todos los hendelianos llevamos interinizada. Como no he encontrado hasta ahora la versión de Artaserse, os pongo esta que suena parecido:


Sigue Jaroussky con Flavio: En el programa están el recitativo "Son pur felice" y el aria "Bel contento". Os pongo esta última.

1.2.2 - Aria "Bel contento"

Se retira Philipe y el Ensemble nos obsequia con el Concerto Grosso Op 6 nº 1, que como no lo encuentro de Artaserse os pongo la versión de Dorian Baroque, que es una composición similar:

1.3 Concerto Grosso Op 6 nº 1

Como detalle, nuestro genial contratenor se sienta en la escalera, detrás del Ensemble , mientras estos interpretan. Un gesto que le define.

Sigue Jaroussky con Siroe, el recitativo "Son stanco" y el aria "Deggio orie oh stelle", que he encontrado interpretada por ellos talmente, guay chachi piruli... No me digáis que no es para orgasmizar...

1.4.2 - Händel - Siroe re di Persia, HWV 24 acte 3: Deggio Morire, O Stelle
Ensemble Artaserse, Philippe Jaroussky – countertenor

Ahora viene la Reina de Saba, que todos conocemos como parte marchosa de Salomón. Os pongo la versión de la FestspielOrchester Göttingen como parte del Internationale Händel-Festspiele Göttingen, otra cosa que no pienso perderme.

Solomon (HWV 67) - The Arrival of the Queen of Sheba
FestspielOrchester Göttingen

Aunque a mi me gusta más esta versión, le imprime más claridad y dinamismo:

Handel Arrival of the Queen of Sheba - The Sixteen

Y seguimos. Luego vino el "Concerto grosso op 6 nº 8" que os pongo la versión de Sr Neville Mariner como homenaje a aquel maravilloso "Clasicos Populares" que tanto hizo por la música en esta país. Esta versión también es grandiosa, no digáis.

1.7 - Georg Friedrich Händel
Concerto Grosso Op. 6, nº 8 in C minor HWV 326
Academy of Saint Martin in the Fields - Neville Marriner.

Ahora Jarouusky con Imeneo - Aria "Se potessero i sospir miei"

1.7 - Imeneo - Aria "Se potessero i sospir mei"

Le sigue Ensemble Ataserse: Concerto Grosso op 6 nº 4. Os pongo la  versión de Karl Richter

Karl Richter "Concerto grosso op 6 No 4" Händel

Y termina la primera parte con Radamisto: El recitativo "Vieni d'empietà" y el Aria "vile, se mi dai morte". Pero yo os la he encontrado con este título más positivo:

Philippe Jaroussky." Vile! se mi dal vita" (Radamisto) by Händel

Y aquí se acaba la primera parte. Voy a dejar la segunda para otro día porque ya es muy tarde. Espero que os podáis hacer una idea de lo que fue este maravilloso concierto.

Y algunas cosas más que he encontrado: Artaserse en El Pais 14-11-17

Como adelanto:



Radamisto - Aria "Ombra cara"


Y para terminar una pasada más de estos dos genios encantadores, de las que uno salta en la silla y no para de aplaudir. Aunque no esté muy bien grabado, esto es un tesoro. Orgasmizad y rebotad: 


Espero que disfrutéis tanto viendo esta entrada como yo haciéndola. Queda la otra mitad. ¡Hasta pronto!

martes, 24 de octubre de 2017

Universitarios entre mierda

Buenas noches a todos.

El pasado sábado 21/10/2017, a las 0:30 aproximadamente, pasaba por la calle Bailén cuando oí una especie de fiesta en la que, entre gritos de gente joven, alguien parecía querer cantar. Era un festival en la Plaza de Toros. Me acerqué para informarme mejor y lo que vi es esto:


Basura amontonada que iban recogiendo los barrenderos de lo que hasta un poco antes había sido una alfombra que cubría toda la acera, según me contaron ellos mismos.


Una multitud de jóvenes había estado esperando el inicio del festival que se estaba celebrando en la Plaza de Toros, y mientras tanto habían hecho un "pre-botellón", según me contaron unas jovencitas que sin problemas estaban sentadas en medio de un montón de basura de este tipo.


Bolsas dejadas en el suelo con restos de botellas abiertas, charcos de cerveza, Coca Cola y licores varios que impregnaban la acera y todo tipo de restos habituales de estas actividades "culturales" en las que nuestra juventud se cultiva. Sin dejar de admirarme, a pesar de mis experiencias previas, me acerqué para ver qué tipo de concierto era ese cuyo público rozaba entre la marranería y la cutrez. Y cual fue mi vergüenza ajena cuando descubrí que era un concierto de bienvenida de la Universidad.


Esto me recordó rápidamente aquellos días en los que yo, por temas profesionales, iba al Politécnico por la tarde y me encontraba las extensiones de césped llenas de platos enteros de paella tirados, botellas, bolsas de plástico, etc... y me dijeron como algo normal: "Es que los chavales hacen paellas y luego batallas con los platos llenos".

No puedo acabar de digerir esto, miren ustedes. En mis tiempos, los padres hacían un esfuerzo, en muchos casos, para que su hijo, al llegar a la Universidad, alcanzara no sólo un título, sino un nivel de educación y cultura. ¿Dónde está ahora eso? ¿Ha quedado la Universidad reducida a un expendedor de títulos a una masa de jóvenes alienados, con mucha formación tecnológica y nula educación cívica?

Inevitablemente, relaciono esto con esos pisos de estudiantes que, lamentablemente, infectan tranquilas comunidades de vecinos y en los que algunos jóvenes - también los hay normales, está claro . te dicen aquello de "somos estudiantes y tenemos derecho a divertirnos", y como por la mañana al parecer ni trabajan ni estudian pues se dedican por la noche a poner música y a hacer fiesta, berreando y cantando y pasando olímpicamente del derecho al descanso de los vecinos, tengan niños pequeños, enfermos o sean de los cada vez menos afortunados que a la mañana siguiente tienen que trabajar. Me admira también que tienen tiempo y dinero para salir casi todas las noches, y trasegar cubos de quintos, calimochos infectos y cubatas deplorables. Deben ser unos fieras estudiando luego, entre resaca y resaca, porque una carrera universitaria exige mucho esfuerzo. ¿O ya no tanto?.

Otra cosa que me admira, además del nulo civismo - que al parecer ya traen desde la educación (o lo que sea) primaria - es la falta absoluta de dignidad: No les importa estar entre mierda, sentarse entre la mierda - sea la suya o de los que estaban antes - e incluso comer entre la mierda. Y para los que hemos sido padres, eso de ver a las tiernas jovencitas y jovencitos que tan primorosamente arregladas y arreglados salen de casa como si tuvieran unas tallas menos y unos años más sentados en el suelo entre charcos de bebidas, y en algunos casos vómitos de los colegas me produce, sinceramente, una gran tristeza.

El pasado verano, en la playa de El Cabañal, un miércoles por la tarde, presencié cómo una clase de quinceañeros de un colegio, español por supuesto, se levantaba dejando en la arena los restos de su merienda: Igualito que lo que hicieron el viernes sus mayores que ya eran universitarios. Y para más regodeo, la que aparentaba ser la profesora ni les mencionó lo de recoger. No sé si es que lo veía bien o que no se atrevía, no fuera que luego los niños se chivaran a sus padres.

Y es que no es cuestión de colegios: Un mediodía, al cruzar Blasco Ibáñez, había tres jovencitas de esas de colegio caro y muy religioso, con sus falditas a cuadros, comiendo pipas y llenando todo el suelo a su alrededor a pesar de que tenían una papelera cerca, cuya utilidad al parecer ignoraban. Les pregunté si es que hacían eso mismo en su casa, y la que parecía mayor me dijo muy prepotente: "Mi mamá paga a una colombiana para que recoja lo que yo tiro". Es evidente que la que necesita un zapatillazo es la madre. Y quizás muchas madres y muchos padres, porque si cuando una persona alcanza determinada edad ya actúa así, es que algo muy gordo ha fallado en su educación.

Y asocio todo esto, inevitablemente, a la realidad política y social que se nos está imponiendo. Estos jóvenes a los que nadie ha inculcado como toca los conceptos de educación, civismo, responsabilidad social, deberes, obligaciones, etc, son los que luego rivalizan entre ellos por contratos de mierda, desconociendo lo que es la solidaridad y - ¡Maldito abuelo que nos quiere hacer leer!  - la conciencia de clase. El que no tiene dignidad para no estar "divirtiéndose" entre la mierda ajena no la va a tener para hacer frente a situaciones de explotación. Eso sí: verá natural estar colgado del Facebook, del Instagram o del Wasap en horas de trabajo, que es el problema que están teniendo muchas empresas.

Hace muchos años, cuando empezaba una Transición ilusionante, ya advertí que fracasaría si la única diversión de los adolescentes iba a ser beber sentados en los portales y en las aceras. Ya tenemos los frutos de esas generaciones que son estupendas, pero los hemos criado llenos de derechos y exentos de deberes en demasiados casos. Y si nos preguntamos si era esto lo que quería el sistema, no hay más que ver las condiciones laborales imperantes y los contenidos de nuestras televisiones: Todo está enfocado en la misma dirección: Una mano de obra cualificada técnicamente, borrega y exenta de capacidad crítica. De ahí, por ejemplo, la relegación de las humanidades.

Si alguien quiere comprobar los planes del sistema, hoy ha empezado Operación Triunfo.

Buenas noches y espero que la próxima entrada sea más positiva.

Entradas relacionadas con esta:
Tranvía al Politécnico
Pisos de estudiantes: Raimon en el patio

domingo, 15 de octubre de 2017

Mentiras wasaperas

Buenas noches a todos.

Si fueran ciertos algunos de los Wasapps y correos  (O wasapes y wasapas y correos y correas, para estar a la moda) que he recibido, el Ejército haría semanas que estaría patrullando por Cataluña y los de la Cup andarían armados por ahí cual talibanes. Pero también estaríamos todos muertos ya o casi por medicamentos adulterados, alimentos de Mercadona que los pérfidos capitalistas envenenan, alertas por terrorismo en los lugares más inverosímiles, etc. Pero al fin y al cabo daría igual porque el mundo se habría acabado en 2012.

Es verdad que todos tendemos a creernos lo que coincide con nuestras creencias, o lo que más nos conviene. Pero hay que aplicar una cierta contención, es verdad, a la flojera del dedo. Aunque algunos de mis receptores no se lo crean, yo intento seriamente retransmitir solamente aquellas informaciones que provienen de fuentes de las que me fío, y aún así muchas veces me cuelo y he de retransmitir, si me doy cuenta, la corrección.

Tengo por norma no retransmitir aquello que me viene con un imperativo "Compártelo a todos tus contactos", porque sé que detrás hay intereses para hacerse con ellos. También tengo por costumbre, cuando hay confianza, responder a quien me envía algún bulo con la constancia de que lo es. Pero aún así hay gente que no aprende, y el mismo medicamento peligroso, o el mismo niño que necesita urgentemente una transfusión desde hace decenas de años retornan periódicamente, incluso desde los mismos remitentes.

Con el tema este de Cataluña han tenido justificante mucha más gente de la que parecía - calladito lo tenían - para hacer surgir su talante de Con-Franco-se-vivia-mejor, y saturar las redes de banderitas, banderotas y panfletos de muy dudoso gusto algunos. Parece que esto ha ocultado el furor antiislamista, y que este ocultó el furor anti-podemos. Aunque hay quien lo mezcla todo con indudable artesanía. Es admirable la cantidad de gente que dedica su tiempo a componer paridas. Algunas divertidas, pero muchas otras con muy mala leche e incluso incurriendo en el delito. O en rebuscar en Internet noticias e imágenes atrasadas que hacen pasar como actuales.

En parte imprudencia, en parte ignorancia, en parte buena intención... Pero en mucha parte hay campañas orquestadas por grupos muy organizados para difundir mentiras por todos los medios. Curiosamente, muchas de las que "pillamos" por Wasap corresponden con noticias creadas por determinados diarios, y es obvio que, en un sentido u otro, pretenden crear climas de crispación y odio. Ante eso no hay que colaborar, en todo caso retransmitirlo con las debidas reservas a aquellas personas que puedan hacer un análisis objetivo y crítico, que no hay tantas como debería.

En los años del boom del correo electrónico tuve que hacer público un aviso a mis compañeras y compañeros de trabajo, como responsable que era de las redes, rogando que se abstuvieran de mandar powerpoints de gatitos, perritos y demás chorradas por los correos oficiales, porque entre otras cosas llegaban a paralizar las redes. Hubo quien llegó a mandar 245 Mb de paridas un día laborable a media mañana por una red que se utilizaba para el trabajo, paralizando este. Y como la red se atascó, daba y daba al Intro haciendo más gordo el atasco. Y llamó al servicio técnico para quejarse de que su ordenador iba muy lento. Pero lo alucinante es que algún querido compañero sindicalista de los de la derecha (los otros ya habían hablado conmigo del tema) puso el grito en el cielo y hasta en la prensa reclamando "libertad de acceso a Internet para los trabajadores". Afortunadamente, los tiempos cambian, las redes amplían su capacidad y la gente manda los gatitos, perritos y similares por Wassap. De por qué se hace eso con medios de trabajo y en horas de trabajo no veáis cuanto hay que hablar. (Y no pasa sólo en la Administración, me consta).

Con todo esto, incluyéndome porque yo también mando cosas (intento que sean más suculentas que los gatitos y perritos, y ya no estoy en horas de trabajo ;-) ) lo que pretendo resaltar es que entre todos tenemos que hacer un esfuerzo para filtrar todos esos bulos que corren por la red, e intentar acercarnos a la verdad, si es que está en alguna parte y no ha desaparecido ya.

Gracias por vuestra atención. Espero que os guste este blog y sus entradas.